12 de marzo de 2009

LOS LIBROS DE LA BIBLIA (AT)

Posted on 7:59 a. m. by Ramón Frías

LOS LIBROS DE LA BIBLIA


La siguiente lista sigue el orden en que los libros se encuentran en la Biblia, e incluye una breve descripción del contenido de cada uno. Al final, una lista completa sin comentarios.

EL ANTIGUO TESTAMENTO

El Pentateuco

1 Génesis

Los Comienzos

2 Éxodo

Liberación de Egipto

3 Levítico

Reglas para los levitas, los sacerdotes

4 Números

El censo y el período en el desierto

5 Deuteronomio

La repetición de la ley

Los Libros Históricos

6 Josué

La entrada a la tierra prometida

7 Jueces

Guerra con los países vecinos

8 Rut

Historia de la mujer moabita que llegó a ser israelita

9 1 Samuel y

10 2 Samuel

Las vidas de Samuel, Saúl, y David

11 1 Reyes y

12 2 Reyes

Salomón y otros reyes hasta el cautiverio

13 1 Crónicas y

14 2 Crónicas

Repite la historia de Israel desde Saúl hasta el cautiverio

15 Esdras

Retorno del remanente a Jerusalén

16 Nehemías

Retorno del remanente

17 Ester

Mujer judía que llegó a ser reina de Persia durante el cautiverio





Los Poetas

18 Job

Hombre justo que sufrió, y pregunta ¿por qué?

19 Salmos

Cancionero de Israel

20 Proverbios

Joyas de sabiduría

21 Eclesiastés

Peregrinaje espiritual, buscando el sentido de la vida

22 Cantares

Canción de amor

Los Profetas

Los Cinco Profetas Mayores

23 Isaías

Un llamado al arrepentimiento.
Promesas del Mesías

24 Jeremías

Un llamado al arrepentimiento

25 Lamentaciones

Lamenta la destrucción de Jerusalén

26 Ezequiel

Visiones del juicio de Dios y la futura restauración

27 Daniel

Este profeta confronta al rey Nabucodonosor. Visiones del juicio y del retorno

Los doce profetas menores

28 Oseas

El amor de Dios para su pueblo infiel

29 Joel

El Día del Señor, juicio devastador

30 Amós

Denuncia a Israel por injusticia con los pobres

31 Abdías

Edom será castigado por invadir a Judá

32 Jonás

El profeta huye y es tragado por un pez

33 Miqueas

Explotación de los pobres y la perversión del sacerdocio

34 Nahúm

Profecía de la destrucción de Nínive

35 Habacuc

El profeta duda de la justicia de Dios

36 Sofonías

Juicio sobre Judá y otras naciones

37 Ageo

Anima a reconstruir el templo

38 Zacarías

Visiones de la restauración y del Mesías

39 Malaquías

Acusaciones contra los sacerdotes

Pentateuco

El Pentateuco (del griego penta, "cinco" y téukos, "caja", por los estuches cilíndricos donde se guardan, enrollados, los textos hebreos) es el conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia, que la tradición atribuye al patriarca hebreo Moisés. Se corresponden con los que en la tradición hebrea forman la Torá —La Ley—, núcleo de la religión judía.

Incursos de lleno en la categoría de los libros históricos de la Biblia, los libros del Pentateuco narran en forma más o menos ordenada la historia y las vicisitudes del pueblo de Israel. Posiblemente la historia más ambiciosa de la literatura humana, los cinco textos abarcan desde la mismísima creación del universo hasta la muerte del patriarca y legislador Moisés.

El Pentateuco pretende probar (como la mayor parte de los libros históricos) la providencial elección del pueblo judío por Dios como Su pueblo elegido, especial entre todas las sociedades humanas. De esta forma, cuenta el establecimiento de una teocracia, el otorgamiento de la Tierra Prometida a sus seguidores, la entronización de una rígida Ley ética, civil y religiosa, y el largo periplo de los hebreos para salir de su esclavitud en Egipto y llegar a la bendecida tierra de Canaán.

El Pentateuco es la base y la regulación de la vida judía, y así lo ha sido desde la propia fecha de su composición, porque explica las relaciones concretas de Dios con el mundo y el hombre. Toda persona puede encontrar en estos libros la explicación clara y simple de las razones de su existencia y su destino.

Desde el principio, los libros no solo se ocupan de responder pormenorizadamente a las preguntas que atormentan al hombre (¿De dónde salió el mundo? ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos? ¿Por qué sufrimos y porqué morimos?), sino que resuelve preguntas más técnicas y, si se quiere, más complejas, como los porqués de la relación única de Yahvéh con Israel, el Pacto, la justicia, la Ley y la tradición.

El Pentateuco, además, está lleno de promesas gloriosas: promete a Adán y Eva la redención, y también augustos hechos futuros a Noé, Abraham, Isaac y Jacob.

Lo que implica promesas genera esperanza, y es por ello que no se considera casual que el Pentateuco termine antes de la llegada de los judíos a la Tierra Prometida. Como libro de esperanza, deja las puertas abiertas a la imaginación, a la fe y a los fervores religiosos que se consumarán en los demás libros del Antiguo Testamento y para los cristianos en la venida gloriosa de Jesús.

Libros históricos

Se denomina Libros Históricos de la Biblia a una amplia colección de textos ubicada a continuación del Pentateuco y seguida por los Libros sapienciales. Aunque los cinco primeros libros del Antiguo Testamento (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) son, técnicamente, también libros históricos, por su importancia histórica, legal y religiosa se les ha otorgado una categoría especial: Pentateuco para los cristianos (Torá, "la Ley" del Tanaj hebreo).

Los Libros Históricos se escribieron en hebreo, con las siguientes excepciones: algunos capítulos de Esdras y Daniel y un versículo de Jeremías fueron escritos en arameo, y dos libros enteros, I y II Macabeos, se escribieron originalmente en griego.

Poseemos la mayoría de los originales hebreos o arameos de los libros históricos, los que son considerados canónicos tanto por católicos y protestantes como por los judíos.

Sin embargo, de algunos textos solo sobreviven las traducciones griegas. Al carecer de los originales, judíos y protestantes los consideran apócrifos y por lo tanto se los excluyen de sus Biblias, aunque los católicos los aceptan, llamándoles deuterocanónicos. Se encuentran incluidos en este caso los libros de Judit, Tobías y ciertas partes de Ester (10:4-16:24 = A:1-F:11) entre los libros históricos. A ellos se suman el sapiencial Eclesiástico, y Baruc y partes de Daniel entre los libros proféticos.

Entre los antiguos hebreos el pasado era importantísimo. SIn descartar en ningún momento la esperanza en un futuro mejor, su propia naturaleza de pueblo del Pacto, de pueblo elegido, obligaba a los judíos a estudiar y repasar en profundidad su pasado, esto es, los tiempos en que, de pueblo perseguido y esclavizado había pasado a ser el "ejército de Yahvéh".

Sin embargo, los libros históricos de la Biblia presentan diferentes grados de "historicidad". Esto se debe a que cada uno de los textos tiene su propia manera de relatar la historia.

Es por eso que los expertos han dividido a los libros históricos en seis grupos, dependiendo de su grado de certeza histórica y de los métodos utilizados por sus autores:

  1. David y Salomón (Libros de los Reyes): se toma este período como punto de partida porque es aquí cuando comienza a escribirse verdadera historia en el sentido moderno.
  2. Período intermedio: compuesto por Samuel.
  3. Los Jueces: tiempo en que Israel está dividida y su cultura amenazada por trampas de toda clase.
  4. Éxodo: mucho mejor conservado que el grupo anterior, primero porque se estilaba en aquel tiempo llevar registro minucioso de los hechos, y también porque Israel no se había dividido y el caos subsiguiente estaba aún muchos años en el futuro.
  5. Los Patriarcas: historias relativas a Moisés y Abraham, con medio milenio de distancia entre uno y el otro.
  6. Los orígenes: mitos de creación, genealogías y sistema cronológico particular que pretenden explicar toda la historia que vendrá después.

Libros proféticos

Los Libros proféticos del Antiguo Testamento cristiano y del Tanaj hebreo forman un grupo de escritos bíblicos atribuidos a los profetas, es decir, a hombres inspirados por Dios para hablar en Su nombre y transmitir al pueblo Sus enseñanzas.

Los profetas son ante todo mensajeros de Dios encargados de prevenir al pueblo de la inminencia del castigo divino. Anuncian también los favores de Dios. En la Biblia se llaman “Libros proféticos” a los 18 siguientes:

Isaías, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías, Malaquías, Jeremías, Lamentaciones, Baruc, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel y Amós.

Según la extensión del libro

El cristianismo dividió a los profetas en mayores y menores, clasificación que no se basa en la importancia relativa de sus profecías sino sencillamente en la mayor o menor longitud de los textos.

Profetas mayores

Isaías, Jeremías (con las Lamentaciones, que también se le atribuyen), Ezequiel y Daniel.

Profetas menores]

Los profetas menores son Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías. A los tres últimos se los agrupa, a su vez, bajo el nombre de "Profetas postexílicos".

No Response to "LOS LIBROS DE LA BIBLIA (AT)"